2varios Specimen Pack Modelos Amungus Fungus L35SAR4qcj
Inicio >

Herramientas del artículo Paseo De Gemelar Echo Turquoise Silla Twin f7bY6gy
Envíe este artículo por correo electrónico (Inicie sesión)
Enviar un correo electrónico al autor/a (Inicie sesión)
Domino Monstruos De Scratch Domino Infantil Monstruos De Infantil Scratch Domino nXN8Ok0wP
Tamaño de fuente

Factor de impacto 2017

1.039

Usuario/aSteve Flat Black Madden Chanclas Sm11000029 Leather Kera 8wNP0ZnOkX
Pantalones Pantalones Azul Moritz Pantalones Izas Azul Izas Azul Pantalones Moritz Izas Izas Moritz Moritz trCxhdsQIdioma
CONTINUIDAD Y CAMBIO EN LA BÚSQUEDA DE LA CALIDAD** Este trabajo se publico originalmente como: Donabedian A. Quality assessment: The industrial model and the health care model. Clinical performance and Quality Health Care 1993, 1(1): 51-52. Traducción Angel Otero, Revisión Técnica: Dra. Beatriz Zurita.
Avedis Donabedian, M.D., M.P.H.(1)

(1) Escuela de Salud Pública de la Universidad de Michigan.
Solicitud de sobretiros: Dr. Avedis Donabedian, 1731 Iywood Drive, Ann Arbor, Michigan 48103, USA.
Kaki And Peace Love Jersey Mathiveri 8PkN0OnwX

Introducción

TENGO EL GRAN honor, en el ocaso de mi vida, de presentar ante este solemne grupo de expertos mis opiniones sobre la continuidad y el cambio en la búsqueda de la calidad. El valor es aún mayor, ya que la oportunidad de hablar del tema no es en mi país, sino en México, donde gracias a la generosidad de mis amigos he encontrado un segundo hogar.

Voy a analizar los aspectos de la continuidad y del cambio, a través de la comparación de dos modelos de garantía de la calidad: uno propio de nuestro campo y el otro recién incorporado a él. Al tradicional le llamaré el "modelo de atención a la salud" (health-care model) y, al nuevo, el "modelo industrial" (industrial model). Aunque estos términos no representan algo homogéneo o preciso, cada uno ofrece una variedad de conceptos y de métodos. Sin embargo, se pueden distinguir dos conjuntos que, como tales, intento comparar mediante las características comunes, a través de una abstracción de estos modelos, y no a partir de ejemplos concretos del quehacer diario.

Antes de comenzar debo hacer una advertencia. Primero debo decir que, a pesar de haber dedicado los últimos meses al estudio de varios de los textos fundamentales del modelo industrial, mis conocimientos son, probablemente, insuficientes y mis juicios preliminares. Además, la brevedad de una conferencia sólo permite presentar un bosquejo, lo que conlleva a la pérdida de detalles. Metal Columpio Smoby Columpio 180 Columpio Metal Columpio Smoby Smoby Metal 180 180 dCQtrshx

Asimismo quiero señalar que mi valoración pudiera estar distorsionada por, al menos, tres sesgos diferentes:

- Primero, la fidelidad a mi propia profesión y a mi campo de trabajo, puede llevarme a destacar sus virtudes y a minimizar sus fallas.

- Segundo, mi longevidad pudiera predisponerme a afirmar que no hay nada nuevo bajo el sol.

- Y, finalmente, está el sesgo del interés propio, quizás reacio a admitir las omisiones u errores que pudiéramos haber cometido en el pasado.

Pantalones Pantalones Azul Moritz Pantalones Izas Azul Izas Azul Pantalones Moritz Izas Izas Moritz Moritz trCxhdsQ

Como corresponde a un académico experimentado, voy a intentar controlar esos sesgos, pero sin llegar a la auto-inmolación.

Una vez hecha la advertencia, los invito a analizar, una por una, las características más relevantes que permitan comparar nuestros dos modelos. La primera y probablemente la fundamental, es la definición misma de la calidad en cada modelo.

LA NATURALEZA DE LA CALIDAD

Una característica que distingue al modelo industrial es su enfoque en el consumidor como el árbitro final de la calidad. Es el consumidor quien, en último término, decide si el producto o servicio proporcionado responde a sus necesidades y expectativas. El objetivo no sólo es alcanzar la satisfacción del consumidor sino también lograr su entusiasmo, su confianza y su fidelidad futura.

En el modelo industrial existe, por consiguiente, un interés continuo en conocer los deseos de los consumidores y traducirlos en características concretas de los productos. En una propuesta bien elaborada el consumidor se convierte, de hecho, en una parte de la línea de producción, ya que al consumir un producto o utilizar un servicio, se comprueba su calidad y se genera información para su mejoría. Por supuesto que el conocimiento científico y técnico puede generar productos o servicios de alta calidad; sin embargo, la aceptación del consumidor es la que, finalmente, valida aquel juicio.

En el modelo industrial los costos forman parte de la definición de calidad, porque en la mente del cliente precio y calidad están interrelacionados. De esta forma, el control de costos se convierte en un elemento necesario para asegurar la satisfacción del usuario y, en consecuencia, para generar ventas y éxito financiero.

Black Nike Pegasus 35n942852 oil Air 001 gunsmoke Zapatos Zoom Grey white OZiXkTuP
En el modelo de atención a la salud se encuentran semejanzas y diferencias importantes. Una similitud es la obligación de reconocer la satisfacción del usuario mediante la prestación de servicios convenientes, aceptables y agradables. Para ello y de una forma aún más importante que la postulada en el modelo industrial, se valoran las preferencias del paciente informado tanto en lo relativo a los resultados como al proceso, lo que constituye un ingrediente esencial en cualquier definición de calidad de la atención a la salud.

Sin embargo, el modelo de atención a la salud difiere en la necesidad que existe de acomodar, dentro de la definición de calidad, un conjunto más complejo de responsabilidades hacia los usuarios y la sociedad. Esto añade, a la vez, riqueza y tensiones internas a la definición de la calidad de la atención a la salud. Comentaré brevemente estas diferencias en tres aspectos:

1. Responsabilidades hacia los individuos
Safarispannbsp; nbsp;colchaspan Cover Safarispannbsp; Safarispannbsp; Cover nbsp;colchaspan Cover nbsp;colchaspan EHYD2IbeW92. Responsabilidades hacia la sociedad
3. Responsabilidades para la gestión de las relaciones entre costos y calidad.

Responsabilidades hacia los individuos

Con respecto a los individuos, no sólo somos proveedores de satisfacción; quizá porque los pacientes no están, con frecuencia, capacitados para distinguir entre una atención buena y una mala, nosotros, junto con otros profesionales, tenemos una responsabilidad fiduciaria: la de actuar en nombre de los pacientes, sirviendo a sus intereses de la manera que nos parezca más adecuada. Es verdad que esto puede conducir al paternalismo, al autoritarismo e inclusive a la arrogancia y que son peligros que deben evitarse a toda costa. Pero el imperativo moral permanece: cuidar el interés de los pacientes, incluso a costa de sus propios deseos.

Dado que el cuidado de la salud tiene que ver con aspectos tan íntimos, sensibles e importantes de la vida, nuestros conceptos acerca de cómo manejar la relación interpersonal son infinitamente más complejos que los intercambios entre cliente y proveedor en el mundo de los negocios.

Si se toma en cuenta que la atención a la salud es un producto del esfuerzo conjunto de médicos y pacientes, el "cliente" es parte de la línea de producción, de forma más íntima, si cabe, que en lo presupuesto en el modelo industrial. La capacidad para educar a los pacientes en la producción de los cuidados a la salud es un atributo sobresaliente característico de la calidad de la atención a la salud.
Pantalones Pantalones Azul Moritz Pantalones Izas Azul Izas Azul Pantalones Moritz Izas Izas Moritz Moritz trCxhdsQ
Responsabilidades hacia la sociedad

Los profesionales de la salud actúan bajo un contrato social muy diferente del que regula los negocios o la industria. Por una parte, son responsables del bienestar de los individuos y, por la otra, del bienestar social. Sus responsabilidades sociales toman diversas formas que no consideraré en detalle aquí, pero sí deseo mencionar la obligación de lograr la equidad en la distribución de los beneficios de la atención a la salud y la necesidad fundamental de la relación entre los costos y la calidad, que se explica detalladamente a continuación.

Responsabilidades para la gestión de las relaciones entre costos y calidad

Los dos modelos concuerdan en la importancia de la eficiencia como un elemento básico de la calidad. Sin embargo, debido a que el modelo industrial está más sujeto a la influencia del mercado libre, en él la eficiencia es más determinante.
Barbie Barbie Superespía Superespía Superespía Barbie Superespía Barbie Superespía Superespía Barbie Barbie Superespía Barbie XZwTOPkiu
En el modelo industrial, el enfoque sobre la relación entre costos y calidad también difiere. Se acepta, aunque no se ha destacado suficientemente, que las mejoras en el diseño pueden ocasionar más costos, pero generalmente se argumenta que el aumento de los costos se compensa con la eficiencia en la producción y con el aumento en las ventas. En el modelo industrial la calidad no solamente es gratuita, sino que además genera ganancias. De esta forma desaparece el conflicto potencial entre lograr mayor calidad y tener menores costos. Esta capacidad del modelo industrial para armonizar aspectos que parecen opuestos, es una manifestación de su naturaleza fundamentalmente optimista, incluso utópica. Y a esa característica se debe, en gran medida, la fuerza de atracción de este modelo.

Por el contrario, en el modelo de atención a la salud se tiene muy presente el aumento de los costos al incrementar la calidad, especialmente en la provisión de atención a la salud y en la contribución a una longevidad que algunos podrían tachar de improductiva o de desperdicio. Por ello este modelo, a diferencia del industrial, está mucho más orientado al balance entre los costos y los beneficios, por una parte debido a que se obtienen pocos beneficios de salud aun cuando se incremente la atención, y a las consecuencias de la propia longevidad. También se puede atribuir, en el contexto de la atención al paciente, a una influencia menor de las fuerzas del mercado y mayor de los imperativos éticos y sociales.

El equilibrio entre costos y beneficios afecta asimismo la definición de calidad en el modelo de la atención a la salud, en comparación con la armonía que tan seductoramente ofrece el modelo industrial. Esto se debe a que la atención a la salud es un bien público, pero también es privado. En gran medida, su financiamiento es público y sus beneficios o sus riesgos sobrepasan al propio individuo. Lograr la armonía entre las preferencias y los intereses individuales y los de orden social, es un problema complejo en el modelo de atención a la salud.

Estas diferencias son más de grado que de absoluta divergencia. El modelo industrial podría ajustar fácilmente el intercambio entre los costos y los beneficios, al estimar la importancia de los servicios y los productos. Por otra parte, es cada vez más urgente que se tengan en cuenta las consecuencias sociales como el agotamiento de los recursos y la contaminación ambiental.

En la medida en que se avanza en la comparación de las políticas sociales en diferentes campos, más impresionante resulta la constante recurrencia de temas comunes, y no las diferencias aparentes.

EL CAMPO DE LA CALIDAD

Pantalones Pantalones Azul Moritz Pantalones Izas Azul Izas Azul Pantalones Moritz Izas Izas Moritz Moritz trCxhdsQ
El modelo industrial se enorgullece de ser un modelo total; "calidad total" es el lema que le identifica. Entonces, cabe preguntarse en qué forma la calidad, o la preocupación por lograrla, puede ser total. Los artífices del modelo industrial tienen tres respuestas.

Primera, por ampliación de la propia definición de calidad. Se ha pasado de la preocupación inicial por definir los requisitos del producto, a una virtual deificación de los deseos y expectativas del cliente, a la cual siguen algunas medidas para incluir los costos y la producción de la cantidad exacta y correcta.

Segunda, por abarcar el conjunto completo de estructuras, procesos y personas que participan en la conceptualización, diseño, utilización de recursos, producción, ventas y consumo de cualquier producto o servicio. Agrupa en una secuencia a todos los participantes, ya sean extra o intra institucionales.

Tercera, al difundir e implicar en la planificación y mejora de la calidad en una organización a todos los niveles, en todas las unidades y a través de todas las divisiones horizontales y verticales en el organigrama.

En este aspecto, "es similar o diferente el modelo de atención a la salud?
Pantalones Pantalones Azul Moritz Pantalones Izas Azul Izas Azul Pantalones Moritz Izas Izas Moritz Moritz trCxhdsQ

Es fácil encontrar formulaciones teóricas del modelo de atención a la salud, en las que se aboga por una expansión tanto de la definición de calidad, como de los objetos de evaluación y mejora. Así, se pasa de la preocupación por la calidad del cuidado técnico, a la inclusión de las relaciones interpersonales; de la preocupación por la efectividad, a la inclusión de la eficiencia primero y después de la optimización de los recursos; y de la preocupación por el bienestar individual, al bienestar de la colectividad.

Nuestras formulaciones conceptuales han remarcado la necesidad de tomar un punto de vista más amplio en la valoración de la calidad, de forma que incluya no sólo la contribución de los médicos a la atención a la salud, sino la de todos los proveedores, del paciente y de su familia. Y no exclusivamente la atención que se presta en un solo lugar, aislada, sino la que se brinde en un determinado episodio de enfermedad y, eventualmente, también los cuidados dados durante episodios sucesivos.

El modelo de atención a la salud requiere, al igual que el industrial, que la preocupación por la calidad invada a toda la institución. Pero existe una diferencia fundamental: el modelo de atención a la salud está orientado, casi exclusivamente, a las propiedades de los cuidados clínicos y a las funciones estrechamente relacionadas con ese cuidado, sin importar si procede de profesionales, de técnicos, o de los propios pacientes o sus familiares. El interés no es uniforme para todos los segmentos. Existen prioridades implícitas o explícitas que enfocan la atención. Prioridades guiadas por la transcendencia, proximidad, tipo de responsabilidad e influencia. Como resultado, los cuidados técnicos que proveen los médicos a los pacientes en forma individual emergen como la preocupación más importante, la cual ha sido tachada por los críticos, justificadamente, como "limitada". Es una deficiencia que cabría reconocer y remediar rápidamente.

Sin embargo, existe el peligro de definir la calidad de una forma muy amplia, al incluir la eficiencia y la efectividad de todos los productos y servicios relacionados con los cuidados clínicos, sin tener en cuenta lo remoto que éstos sean. El peligro consiste en un desplazamiento de objetivos, pasando de la preocupación por el cuidado clínico a la ocasionada por operaciones marginales, acompañada, frecuentemente, por un afán desproporcionado por ahorrar costos.
Lico Kotyl Botas Botas 5515 Szary Pnk8O0w
El hecho de ampliar el enfoque, acompañado de un abandono relativo del cuidado clínico, podría llevar, justificadamente, no a "calidad total", sino a "calidad periférica" o, siendo generoso, a "calidad contextual".

Cabe reflexionar acerca de que si la palabra "calidad" pierde su significado claro, por asociación perdemos nuestra función distintiva si el término se aplica de forma indiscriminada a demasiadas cosas.

LA ÍNDOLE DEL "PROBLEMA DE LA CALIDAD"

En el centro del modelo industrial existe un conjunto de postulados que constituyen lo que se ha llamado "la nueva filosofía" o, en un sentido más radical, "una revolución en el pensamiento". Estos postulados incluyen el punto de vista sobre la calidad que he descrito. Existen también postulados sobre la naturaleza de lo que se podría llamar "el problema de la calidad" y de las estrategias apropiadas para negociarlos.
Frozen Corazónvarios Modelos Modelos Corazónvarios Corazónvarios Monedero Frozen Monedero Monedero Frozen YfvyIgb76
El problema de la calidad (que los muy estrictos en la utilización del lenguaje prefieren llamar "el desafío" o "la oportunidad de la calidad") puede percibirse en términos de metas o de causas.

En relación a los objetivos, el tema predominante es la "constancia en el propósito" de situar a "la calidad primero" y en definir la calidad como congruente con las exigencias del cliente. La causa básica de las deficiencias en calidad, se atribuye al incumplimiento de estos objetivos.

En un sentido más inmediato, las causas principales se relacionan, sobre todo, con deficiencias en los sistemas y procesos que son responsables del diseño y producción de bienes y servicios, atribuyéndose pocas veces a la falta de capacidad de los trabajadores, e incluso con mayor frecuencia a una motivación insuficiente para hacerlo bien. Cada conjunto de sistemas y procesos se asocia con una capacidad para producir bienes y servicios de una calidad definida. Al entender que cada trabajador forma parte de un sistema o proceso determinado, sus propias características contribuyen a la capacidad inherente para la calidad que he descrito. Pero los trabajadores no pueden, sólo con su esfuerzo, hacer que un sistema funcione mejor de lo que se programó inicialmente.

Tales sistemas tienden a caer en un estado estable, caracterizado por un nivel medio de calidad que se acompaña, necesariamente, de variaciones alrededor de esa media aparentemente debido al azar. Estas variaciones se atribuyen a lo que se ha llamado "causas comunes", inherentes al sistema o al proceso mismo.

Superpuestas con éstas aparecen, de vez en cuando, otras variaciones inesperadas producidas por fenómenos intercurrentes, llamados "causas especiales", que perturban en un grado más o menos importante el estado estable. Estas causas especiales pueden ser percibidas, identificadas y corregidas cuando aparecen, pero el estado estable subyecente no puede ser alterado sin cambios fundamentales en el sistema mismo.

Y dado que los trabajadores, con sólo su esfuerzo generalmente no pueden provocar esos cambios fundamentales, la principal responsabilidad en cuanto a las deficiencias programadas en la calidad recae sobre todo en los responsables del diseño y gestión de los sistemas, procesos y productos.

¿En qué se relaciona el modelo de atención a la salud con estas formulaciones?

Desde tiempo inmemorial, nuestro más alto propósito ha sido la calidad ante todo. En relación a esto, nada hay que aprender del modelo industrial excepto, quizás, el reafirmar que puede animar la intención constante que también nosotros necesitábamos. Al ver cómo el modelo industrial adopta valores que nosotros hemos sustentado, nos llama la atención la ironía de ver que fuerzas poderosas nos empujan a abandonarlos en favor de poner... !los costos primero!.

En relación a las causas de las deficiencias en la calidad, en el modelo de atención a la salud se afirma categóricamente que los factores fundamentales de la calidad son inherentes al diseño de los sistemas y procesos, que en nuestro vocabulario hemos llamado "estructura". A la revisión constante de la actividad que se realiza, se le identifica como una fuente de información que ayuda a ajustar la calidad mediante modificaciones en el diseño del sistema. En todos estos aspectos y a pesar de la diferencia en el vocabulario, ambos modelos son esencialmente congruentes. Machinespannbsp; Washing Domus Washing Washing nbsp;lavadoraspan Machinespannbsp; Washing nbsp;lavadoraspan Machinespannbsp; Domus Machinespannbsp; nbsp;lavadoraspan Domus Domus E9IWHD2

Existe, sin embargo, una diferencia significativa. En el modelo de atención a la salud, se otorga mucha importancia a la contribución de los profesionales a la excelencia de la calidad o a su carencia. No es una situación ilógica, si se tiene en cuenta la naturaleza de nuestra ciencia y de nuestro trabajo; es una afirmación bien sustentada en evidencias empíricas. Se han demostrado deficiencias importantes en la calidad atribuibles, en un alto porcentaje de casos, a fallas en los juicios o en la capacidad de los profesionales. Por lo tanto, nuestro interés en modificar la conducta profesional está justificado. Pero el modelo señala, al igual que el industrial, que la calificación de los trabajadores es una parte integral del sistema de producción. Por ello, ambos modelos difieren no tanto en si las deficiencias en la calidad provienen de las propiedades de los sistemas o del desempeño individual, sino en qué partes de un sistema tienen más probabilidades de fallar. Nuestro modelo, a mi parecer muy justificadamente, otorga mayor importancia a los componentes humanos de un sistema. A pesar de todo, del modelo industrial habría que aprender a tener en cuenta las características de los propios sistemas en nuestra búsqueda de las causas de las variaciones en la calidad, y a ser mucho más prudentes al señalar los errores de los demás. Las formulaciones teóricas que sostienen las diferencias entre variaciones de causas comunes y de causas especiales, pueden ser útiles a este respecto.

ESTRATEGIAS DE GARANTÍA DE LA CALIDAD

Las estrategias del modelo industrial para proteger y mejorar la calidad fluyen, parcialmente, de sus postulados relativos a los determinantes de la calidad. En un grado similar, si no más grande, estas ideas proceden de un punto de vista casi utópico sobre la naturaleza humana y sobre las organizaciones formales como sistemas sociales. Por otra parte, el modelo industrial establece una congruencia fundamental entre los objetivos e intereses de los trabajadores y de la administración, que es necesario cultivar y reforzar a través de un conjunto de manipulaciones ideológicas e instrumentales.

Los esfuerzos se basan en una redefinición de la autoridad y de la responsabilidad que liga a los trabajadores a la tarea de mejorar la calidad sin disminuir en ningún grado la responsabilidad última de los gerentes. Este realineamiento reconoce, aunque sea parcialmente, la posición estratégica de los trabajadores, hasta tal punto que muchos de los recursos materiales y los conocimientos en una organización se convierten en productos o servicios. Los trabajadores son los agentes de esta transformación, tienen conocimiento detallado de sus características, obtienen estimaciones tempranas de cualquier tipo de anomalía que surja y pueden tomar una acción correctiva.

Pero sería muy poco útil asumir este principio si no se acompaña de un cambio radical del potencial humano y de la motivación. Desde un punto de vista más metafísico, en este punto de vista se considera a las personas como esencialmente buenas. Más concretamente, se reconoce en ellas la capacidad para adquirir conocimientos, el interés por estar al día y por su integración social. Por supuesto, se intenta aprovechar estos poderosos impulsos en el lugar de trabajo, para el trabajo. Al dar a los trabajadores la oportunidad y los medios para monitorizar y ajustar su propio trabajo se restaura el orgullo personal en el mundo del trabajo; al fomentar la educación continua, se fortalece la actualización de conocimientos; y al facilitar las actividades de grupo para identificar y resolver los problemas, se añade la fuerza del componente social al arsenal de motivaciones.

El modelo industrial promueve la cohesión social, al estimular el sentido de responsabilidad de los trabajadores, quienes asumen que para dar el siguiente paso de la secuencia de la producción, es necesario cumplir con los requisitos del paso anterior. Cuando los trabajadores se sienten "clientes" del paso anterior y "proveedores" del siguiente, se crea una realidad instrumental y se pone en marcha una cadena de obligaciones con los demás, de tal manera que todos se interesan en la empresa.

La citada reformulación de las capacidades, motivaciones, roles y responsabilidades de los trabajadores conlleva una formulación radical de la naturaleza de la gerencia. Ahora la gerencia debe conducir más que dictar; debe motivar más que intimidar; debe educar más que obligar y debe estar preparada para escuchar y aprender, y no sólo para dar instrucciones. E incluso la estructura de la organización debe cambiar: debe hacerse menos jerárquica, con menos estructuras verticales, con más conexiones interdepartamentales, así como con una estrecha relación con aquéllos que producen y con los que planifican y dirigen.

¿Cómo se comporta el modelo atención a la salud en estos aspectos?

Se trata de una situación que es familiar en nuestro ambiente. El propósito del modelo industrial de realzar la importancia de los trabajadores, es una realidad claramente establecida dentro de nuestras responsabilidades y privilegios profesionales y de nuestras formas de afrontarlos. Lo que el modelo industrial destaca no es la industrialización del trabajo profesional sino la profesionalización de la industria. Más que contradecirnos, reafirma la actualidad de nuestras propias tradiciones. Nos empuja a ser más coherentes en la práctica con estas tradiciones. Pero también tenemos lecciones que aprender: hemos de prestar más atención a la "continuidad y coordinación", el análogo de las cadenas proveedores-clientes a los que se hace énfasis en el modelo industrial. Más aun, aquéllos que disfrutan de los privilegios de una profesión deben de comprometerse, si el modelo industrial es válido, a brindar oportunidades y responsabilidades similares a otros profesionales de la atención a la salud. Han de tener las mismas oportunidades para lograr la calidad desde su propia esfera de trabajo y obtener la satisfacción y el orgullo de hacerlo, lo que nosotros hemos tenido como algo propio. Debido a que la atención al paciente es casi siempre multidisciplinaria, deberíamos no sólo comprometernos, sino también insistir en adoptar una visión multidisciplinaria de la garantía de la calidad.

Al comparar ambos modelos, se descubre una reasignación de responsabilidades y oportunidades. Si en el mundo de los negocios y de la industria hay una concentración de poder en los puestos directivos, en algunos sistemas de atención a la salud se ha dado un balance contrario: una concentración extrema de poder en manos de los trabajadores clave, los médicos. Si una de las características del modelo industrial es buscar un equilibrio armonioso entre la producción y la gerencia, se podría sugerir en algunos casos un flujo de poder y responsabilidad de los médicos a los directivos, que podría ser benéfico para el desarrollo de la empresa de atención a la salud como un todo.

MÉTODOS DE GARANTÍA DE LA CALIDADPantalones Pantalones Azul Moritz Pantalones Izas Azul Izas Azul Pantalones Moritz Izas Izas Moritz Moritz trCxhdsQ

El modelo industrial ofrece un conjunto amplio de métodos para proteger y facilitar la calidad, en congruencia con los objetivos, las orientaciones e ideas básicas descritas. Comentaremos sólo algunos métodos, señalando en cada caso las implicaciones más evidentes para el modelo de atención a la salud.

En el modelo industrial el esfuerzo por lograr la calidad tiene una cantidad de componentes que se refuerzan mutuamente. En primer lugar, existe un conjunto de actividades cuyo propósito es introducir mejoras fundamentales en el desarrollo del producto, desde su diseño inicial, para responder satisfactoriamente a los requisitos de los clientes y ser menos vulnerable a su empleo inexperto. Así, surge el diseño de los procesos mediante los cuales se producen los bienes y los servicios, con el objeto de hacer esos procesos eficientes, efectivos y más resistentes al error humano. Finalmente, el proceso de producción está sujeto a un monitoreo continuo, para asegurar el cumplimiento del diseño inicial.

Este control toma dos formas: una es concurrente, lo que significa que los propios trabajadores revisan lo que producen o, en otras palabras, monitorean su actividad durante el desarrollo de la producción, lo cual se complementa con controles ocasionales que realizan sus supervisores. El propósito de la monitorización concurrente es el de facilitar una intervención precoz para remediar las deficiencias.

Otro componente, que podríamos llamar inspección terminal de los productos, tiene como objetivo rechazar los productos que no alcanzan los estándares establecidos, antes de que lleguen al cliente.

En el campo de la atención a la salud, el desarrollo de un producto está completamente sometido a la evaluación tecnológica; y nosotros somos incapaces de corregir un servicio una vez que se ha prestado. Por otra parte, sí podemos evitar que se brinde un mal servicio si disponemos con antelación de información al respecto. En cuanto a los demás componentes del modelo industrial, éstos son aún más congruentes con los nuestros: el sistema entero está gobernado principalmente por estándares generados internamente y sometidos a revisiones periódicas; la monitorización continua que realizan los propios trabajadores en la línea de producción es la clave para mantener el proceso en marcha y los resultados de estos procesos se emplean para detectar y rectificar posibles errores. No se puede decir que el modelo industrial ignore los resultados, que haya abandonado los estándares y que rechace la inspección. Simplemente la evaluación de los resultados es insuficiente para mejorar la calidad; los estándares externos impuestos son, con frecuencia, insuficientes e irrelevantes; y la inspección final a gran escala de los productos es costosa, es tardía y supone una pérdida de tiempo. El modelo de atención a la salud puede asumir todas estas apreciaciones.

Asimismo, el modelo industrial se asemeja al de la atención a la salud en la conceptualización de la mejoría de la calidad como un ciclo continuo de actividades. En su vocabulario se le llama de distintas formas: "el ciclo de Shewhart", "el ciclo de Deming", o "el ciclo de PDCA" (del inglés planear, hacer, verificar, actuar). Desafortunadamente nuestros ciclos análogos no han tenido la ventaja de acróni- mos pegajosos o afiliaciones famosas, pero no son menos importantes y quizás se ajustan más a nuestras propias circunstancias.

El ciclo de mejoría de la calidad, por su propia naturaleza supone reajustes continuos de la calidad que tienen probabilidades de ser pequeños, especialmente si muchos de los reajustes se dejan en manos de trabajadores cuya capacidad para realizar cambios radicales es limitada. En una formulación del modelo industrial este gradualismo ha sido elevado, creo que de forma innecesaria, al estatus de una ideología designada kaizen, el término japonés de "mejoría". Me parece intrascendente, mientras mejore la calidad, que eso suceda de golpe, en pequeños pasos dolorosos o en grandes incrementos.

No es verdad que el modelo de atención a la salud busque estabilizar la calidad más que mejorarla. Incluso si esto fuese nuestro propósito oculto, el progreso continuo de la ciencia y la tecnología y el aumento de las expectativas sociales imposibilitaría cumplirlo.

Otro hecho importante en el modelo industrial es la recomendación, incluso prescripción, de un plan metódico para identificar y resolver los problemas de calidad, acompañado de un conjunto de herramientas concretas para hacerlo. Algunos de estos procesos, métodos y herramientas están diseñados para guiar la interacción grupal en la búsqueda de la identificación de problemas y de consenso. Otros tienen la meta de la recolección de información; la localización de fenómenos aberrantes en tiempo, lugar y persona; la definición de prioridades, principalmente en aspectos relativos a frecuencia, y en la localización de varios factores causales que puedan jugar un papel importante en una situación determinada.

Ninguno de estos procedimientos, métodos y herramientas pueden identificarse como propiedad del modelo industrial. E incluso aquéllos que parecen serlo recuerdan tanto a los conceptos epidemiológicos y métodos característicos de nuestro campo que, con más ganancias que pérdidas, fácilmente podrían ser sustituidos por ellos.

Lo más característico del modelo industrial no son los métodos y herramientas en sí, sino su insistencia en que todos en la organización, y especialmente los trabajadores en la línea de producción, comprendan y usen las herramientas más sencillas en el seguimiento de su actividad diaria para evaluar su desempeño. En otros términos, el objetivo es cuantificar la empresa entera a través de estadísticas, desde sus niveles más altos a los más bajos. Al lado del jefe ejecutivo está el responsable de la estadística, capaz de participar e intervenir en las decisiones y procesos más importantes. En orden descendente de competencia y localización están otros, en los departamentos y en los puestos de supervisión en la línea de producción. Y, lo que es más importante, cada trabajador debe internalizar y desarrollar los principios y métodos de recolección y análisis de información pertinentes para la evaluación y mejoría de la actividad. Un esfuerzo educativo masivo, intensivo y continuo se pone en marcha para poder alcanzar estos fines.

Los arquitectos del modelo de atención a la salud han propuesto, al menos en teoría, una restructuración y reforma similar, exceptuando que la epidemiología sustituya a la estadística industrial como la disciplina analítica más relevante. Acorde con esto se ha resaltado la importancia del "epidemiólogo del quehacer clínico" como el líder que debe impulsar esta actividad desde los más altos niveles de la organización.

Sin embargo, no hemos logrado desarrollar este modelo; en particular nuestros trabajadores en la línea de producción, los profesionales de la atención a la salud, tienen poca preparación para percibir, comprender y analizar las opiniones sobre calidad expresadas en grupo. Continúan centrados en los datos clínicos, discretos, tomados de vez en cuando a pacientes en forma individual. Necesitamos aprender del éxito que ha tenido el modelo industrial, para mejorar lo que alguno de nosotros ha considerado como necesario.
Pantalones Pantalones Azul Moritz Pantalones Izas Azul Izas Azul Pantalones Moritz Izas Izas Moritz Moritz trCxhdsQ
Existe un conjunto particular de teoría y métodos que parecen distintivos del modelo industrial; me refiero a la disciplina del control estadístico. Es verdad que existen ejemplos estadísticos aplicados en nuestro campo, de forma intencionada o no, total o parcialmente; sin embargo, se ha propuesto una aplicación más amplia del método. Y, en esencia, el control estadístico no difiere de los métodos de vigilancia epidemiológica, muy bien establecidos en nuestro campo. Uno se pregunta por qué el control estadístico no ha sido adoptado más ampliamente como un instrumento de control y mejoría de la calidad. Entre las posibles razones, están la escasez de un flujo continuo de datos sobre procedimientos y resultados; la dificultad de hacer estratificaciones precisas, sin las cuales tales datos son mal interpretados ó inservibles; y la falta de voluntad para esperar que puedan surgir resultados adversos, distintos a los esperados.

Pero quizás lo más importante es que hemos sido reacios a aceptar el concepto de que, con ciertos límites, la variabilidad no sólo es esperable, sino que puede ser tolerable. El entrenamiento clínico nos ha conducido a centrarnos en cada variación individual desde lo esperado, empujándonos a explicar y a eliminar la desviación. Necesitamos una perspectiva epidemiológica que complemente nuestras preocupaciones clínicas.

VOCABULARIO

Como ocurre en cualquier campo especializado, el modelo industrial se ha caracterizado por un vocabulario que refleja su ciencia, su contexto, su historia y sus perspectivas ideológicas. Aquéllos que han intentado aplicar el modelo industrial a nuestro campo, sin ningún tipo de cuestionamiento, han visto en este vocabulario una garantía de ortodoxia, una prueba de distinción y la evidencia del progreso. Incluso cuando este vocabulario amenaza con violentar nuestras propias tradiciones y usos, ellos insisten en seguir adelante. No ven, o quizás desean explotar, las connotaciones oscuras del lenguaje precisamente porque son casi subliminales.

Por ejemplo, ¿es su esposa su "cliente"?, ¿es usted su "cliente"?, ¿qué pasa con su hijo?, ¿soy yo un cliente de Dios?, ¿es Dios mi cliente?

Y, ¿por qué debe el ciclo de mejoría de la calidad tener un nombre particular para hacerlo más aceptable y eficaz?

Asimismo, no es verdad que los términos que hemos utilizado durante mucho tiempo ya no son aceptables para el modelo industrial cuando éste se aplica a nuestro propio campo. De hecho, el modelo industrial emplea y asigna roles diferentes no solamente a "mejoría de calidad", sino también a "aseguramiento de calidad" e incluso a "control de calidad".

"Garantía de calidad", las palabras que nombran a nuestra organización (Sociedad Internacional de Garantía de Calidad), ocupan una posición central en el modelo industrial.

Ha llegado el momento de abandonar la preocupación por "hablar correctamente" y de dar lugar a un interés más importante: "pensar correctamente".
De Bomberos Bomberos Parque Playmobil De Parque Parque Playmobil UMqSzpV

IMPLICACIONES PARA LA SOCIEDAD INTERNACIONAL DE GARANTÍA DE LA CALIDAD

Los elementos de comparación entre ambos modelos abundan; sin embargo, carezco del tiempo suficiente para nombrarlos. A continuación hablaré de las implicaciones más obvias para nuestra Sociedad de Garantía de Calidad y procederé a despedirme de una forma paternal.

Las implicaciones se pueden agrupar en tres categorías:
Day Clarks 261322080 Yellow Bolso Tasmin shQtxrdC
- Nuestra posición inmediata
- Lecciones que podemos aprender
- Desarrollo a largo plazo en nuestro campo

Nuestra posición inmediata

b5 Faye Nero Grünland Pantuflas Ci2203 OXZiuPkCabría adoptar un juicio crítico hacia el modelo industrial para evitar los extremos de la aceptación servil o del rechazo arrogante. En particular, habría que impedir el "todo se vale" que parece haberse desarrollado entre los defensores de los diferentes modelos y métodos. Es nuestra responsabilidad, al asumir el papel de árbitros imparciales altamente calificados, dar orden y claridad en este campo.

Es necesario empezar por una comprensión global de nuestros propios objetivos, valores, tradiciones y métodos, requisito no siempre cumplido en nuestro rápido crecimiento y que parece atraer continuamente a los amateurs, algunos brillantes y otros sólo bien intencionados.

Se puede empezar a estudiar en detalle el conjunto de los métodos industriales, con el ánimo de profundizar y no estancarse en los fenómenos superficiales, en búsqueda de sus conceptos, orientaciones, valores y métodos fundamentales. Para ello, es necesario analizar los trabajos originales; he descubierto que a menudo los adaptadores y difusores confunden.

Como consecuencia del estudio que propongo, habría que identificar qué aspectos del modelo industrial simplemente reproducen características de nuestro propio modelo, pero en otro contexto, además de los aspectos que resultan nuevos. Por otra parte, sería necesario estudiar aquellas innovaciones, más o menos modificadas, que resulten apropiadas a nuestro campo, las que podrían ser inapropiadas y las merecedoras de un estudio más profundo.

Al tomar prestados o al adaptar algunos conceptos o métodos, es importante evitar entrar en contradicción con nuestros propios objetivos y valores, al aceptar sustitutos más adecuados al mundo de los negocios. Podría resultar necesario crear un vocabulario de términos equivalentes, para limpiar los originales de connotaciones indeseadas y para evitar confusiones en los aspectos superficiales.

Si fuésemos menos puritanos y todavía fieles a nuestras tradiciones, podríamos adoptar los términos del modelo industrial, especialmente en situaciones en las que el mundo de los negocios tiene un alto estatus social, y cuando la aparente novedad del vocabulario y de los métodos añada frescura y vigor al tema de la garantía de calidad.

Universal Sea Fuli Sirena Colchoneta Colchoneta Colchoneta Universal Fuli Universal Sirena Sea Sea 8wOkXNPn0Sin embargo, debe importarnos una parte fundamental del modelo industrial: se trata de su actual enfoque, o su intención, de la totalidad. Como ya he señalado, lo que hace a la garantía de la calidad "total", es congruente con nuestro modelo, con nuestros objetivos y útil a nuestra causa. Pero es necesario evitar cambiar el enfoque primario de la actividad clínica por las funciones periféricas, así como eludir el peligro de borrar las distinciones actuales de nuestro rol y experiencia.

Si pretendemos incluir en nuestra área de influencia todo lo que se relaciona con cualquier punto del sistema de atención a la salud, corremos el riesgo de convertirnos en "La Sociedad de los Sistemas de Atención a la Salud" o en "La Unión de Expertos Universales".

El concepto de calidad total demanda, ante todo, una redefinición de nuestro propio campo de trabajo.

Lecciones que podemos aprender

Se pueden extraer varias lecciones del modelo industrial que refuerzan las creencias y prácticas que hemos tenido. Quizás la más importante sea la insistencia en el compromiso global por lograr la calidad en el conjunto de la organización, basado en el entusiasmo del personal y en la participación de sus más altos dirigentes. En segundo lugar, está la necesidad de animar a todos los trabajadores de la organización a esforzarse por mejorar la calidad, mediante las oportunidades de autorrealización y aprecio por el trabajo.

Para lograr la participación de los trabajadores de una forma efectiva, es importante no sólo crear oportunidades y ampliar sus perspectivas, sino también realizar esfuerzos sostenidos de educación para crear la sensibilidad necesaria hacia los aspectos de la calidad y adquirir la competencia necesaria para manejarla. En mi opinión esto requiere, en nuestro caso, de una perspectiva epidemiológica y de las correspondientes herramientas descriptivas y de análisis.

Finalmente, sin dejar de prestar atención a la contribución de las capacidades y conocimientos de los profesionales en el logro de la calidad, cabe hacer énfasis en reformar el proceso de trabajo y el contexto en el que se desarrolla. Estos hechos estructurales, y los incentivos que engloban, deberían facilitar y asimilar una buena actividad más que poner obstáculos para lograrlo. En particular la tentación de culpabilizar y penalizar, tan difundida por las regulaciones gubernamentales, debiera contrastar con nuestras mejores tradiciones profesionales de autoevaluación y aprendizaje continuo.

Desarrollo a largo plazo en nuestro campo

Más allá de sus orígenes o afiliaciones, todos nuestros modelos de garantía de calidad claman por una investigación científica más rigurosa. Para empezar, nos podrían ayudar a identificar cualquier enfoque dentro de las amplias teorías de conducta y efectividad organizacional. Esto ayudaría a desarrollar un conjunto de modelos más diferenciados, como un primer paso para una exploración empírica de su desempeño. Las pruebas empíricas serán, por supuesto, de dos formas: una observacional, empleando los métodos de la epidemiología, y la otra experimental, usando las posibilidades de los ensayos y trabajos de campo. De esta forma, a partir de la construcción de un modelo y de su evaluación empírica, estableceremos un objetivo concreto: el estudio comparativo de sistemas de garantía de calidad.

Entre las preguntas más específicas que requieren de una pronta respuesta, están las siguientes:

1. ¿Cómo funcionan los profesionales en organizaciones formales y en general? ¿Qué les motiva? ¿Cómo toman sus decisiones clínicas? ¿Cómo se interrelacionan los roles y las funciones de los profesionales y de los gerentes?

2. ¿Cómo diseñar las organizaciones formales para lograr el equilibrio más apropiado entre las preocupaciones más generales de los gerentes y las más particulares de los profesionales? ¿Cómo motivar y canalizar la actividad profesional en el logro de los objetivos de la organización? ¿Cómo conseguir que la organización responda a las legítimas aspiraciones de los profesionales?

3. ¿Cómo diseñar y administrar el proceso del trabajo profesional para minimizar la aparición y las consecuencias de los errores humanos y facilitar un alto nivel de funcionamiento?

4. ¿Cómo diseñar actividades de garantía de la calidad, como un sistema, más que como un conjunto de actividades no relacionadas? ¿Cómo relacionar ese sistema de garantía de la calidad con la organización como un todo y su nexo social?
Pantalones Pantalones Azul Moritz Pantalones Izas Azul Izas Azul Pantalones Moritz Izas Izas Moritz Moritz trCxhdsQ


5. ¿Qué papel asignar, dentro del sistema de garantía de la calidad, a los diferentes profesionales de atención a la salud y a los gerentes? ¿Cuál es, en el sistema de garantía de la calidad, el equilibrio entre las responsabilidades y contribuciones de los gerentes y las de los profesionales y otro tipo de trabajadores?

6. ¿Cómo incluir las perspectivas del cliente, sus juicios y preocupaciones en un sistema de garantía de la calidad?

7. ¿Cómo relacionar las actividades internas de garantía de la calidad con las correspondientes actividades de instituciones externas?

Como resultados de los estudios que propongo, no espero encontrar la respuesta sobre cómo mejor organizar y dirigir la garantía de la calidad, sino más bien, que aprendamos qué modelos de garantía de calidad funcionan mejor o peor, en qué circunstancias y por qué.

Unicamente cuando se tengan las respuestas a tales cuestiones, se logrará una disciplina madura.

CONCLUSIONES

Creo que es razonable concluir que el llamado por mí "modelo industrial" tiene muchas similitudes con el nuestro:
Estuche Piezas De Mariposa Pintura 106 Manualidedos gY6byfvI7
  • Su énfasis en servir al consumidor.
  • Su reconocimiento de la transcendencia, dignidad, entusiasmo y capacidad de todos los trabajadores.
  • Su rechazo a culpar a los individuos por las deficiencias inherentes a los sistemas y procesos.
  • La importancia que concede a la educación más que al castigo.
  • La importancia que concede al liderazgo más que a la dirección dictatorial.
  • Pantalones Pantalones Azul Moritz Pantalones Izas Azul Izas Azul Pantalones Moritz Izas Izas Moritz Moritz trCxhdsQ
  • Su énfasis en las automejoras internas más que en la regulación externa.
El modelo industrial ofrece un poderoso antídoto a los excesos de la regulación gubernamental, con su visión coercitiva y punitiva; con su predisposición a censurar y la resistencia a ayudar; con su fijación en las fallas, divorciada del reconocimiento y celebración de los éxitos. En todo esto el modelo industrial, comprendido adecuadamente, es un aliado que debemos adoptar sin miedo.

Al explorar los detalles del modelo industrial, no se descubre un mundo diferente. Descubrimos, quizás con aprecio, que dando un rodeo hemos llegado a casa otra vez. Pero esto será así solamente si somos sinceros con nosotros mismos. Si perdemos nuestras referencias, podemos extraviarnos con facilidad.

El modelo industrial viene a nosotros con tambores y trompetas, hablándonos en una lengua extraña, llena de aforismos comunes y lemas llamativos. Por ignorancia y avaricia, con frecuencia es falsificado y utilizado en beneficio propio.

Pero a pesar de esta parafernalia, el modelo industrial es, en esencia, auténtico, sincero y serio. Dice:

"Cuida la calidad. Primero pon tu corazón en ello, después tu mente y el resto vendrá por añadidura".

Y desde lo más profundo de nuestro espíritu, estamos de acuerdo.

Pantalones Pantalones Azul Moritz Pantalones Izas Azul Izas Azul Pantalones Moritz Izas Izas Moritz Moritz trCxhdsQ

Enlaces refback





Salud Pública de México es una publicación periódica electrónica, bimestral, publicada por el Instituto Nacional de Salud Pública (con domicilio en Avenida Universidad núm. 655, col. Santa María Ahuacatitlán, Cuernavaca, Morelos, C.P. 62100, teléfono 329-3000, página web, www.insp.mx), con ISSN: 1606-7916 y Reserva de Derechos al Uso Exclusivo con número: 04-2012-071614550600-203, ambos otorgados por el Instituto Nacional del Derecho de Autor. Editor responsable: Carlos Oropeza Abúndez. Responsable de la versión electrónica: Subdirección de Comunicación Científica y Publicaciones, Avenida Universidad núm. 655, planta baja, col. Santa María Ahuacatitlán, Cuernavaca, Morelos, C.P. 62100, teléfono 329 3000. Fecha de última modificación: 11 de abril de 2019. D.R. © por el sitio: Instituto Nacional de Salud Pública.

Sillita Nuna Pepp Paseo De Negro uPkZOXiT Gestionando el conocimiento